La Maternidad es Dura

La Maternidad es Dura

Mira lo duro que puede ser la maternidad sin dejar de ser lo mas lindo que nos ha pasado. 

Sin lugar a dudas, los hijos son la mayor bendición que una mujer  pueda desear, pero, cuando llegan a nuestras vidas, transforman hasta nuestro ritmo de caminar.

Afrontar el reto de ser madre, es uno de los mayores desafíos. No importa si decidas ser mama soltera o no, es una cuestión que necesita mucha planificación.

Tener un hijo sola, es un reto muy grande. No sólo por lo económico, sino por la carga emocionar, será sólo para ti. Pero la recompensa es enorme. Lo importante es que puedas planificarlo, para que sea el momento que tu te sientas totalmente plena.

Ser mamá implica levantarse temprano, dar de comer cada 3 horas, lavarles la ropa, llevarlos y buscarlos a la escuela, trasnochadas por enfermedad, entre otros ejemplos que afrontarás día a día..

Cuando hemos superado la etapa de bebé, respiras por un tiempo y luego tienes la pre-adolescencia, el inicio de un mundo nuevo.

¿Qué Debo Hacer?

Desde el momento que asumiste ser mamá, firmaste un contrato del que no puedes escapar, ten paciencia, son tu familia, todo al final, se te retribuirá.

Lo fundamental, es perseverar; en ocasiones todo se tornará gris, en especial si afrontas esta aventura sola, pero solo debes buscar los matices, darle otro enfoque a la maternidad. 

Muéstrales que juntos, no hay nada que no puedan alcanzar, consiéntelos, ámalos, pero también sé la autoridad. 

La maternidad es una etapa maravillosa que vale la pena enfrentar,  tus hijos se transformarán en tus  amigos, aliados, y mucho más.

Nunca dejes de educarles en virtudes y valores, hazlos productivos para la sociedad.

No permitas que la rutina, te aleje de su formación, pues tú MADRE, juegas un rol crucial, él será reflejo de tu accionar.

Al fin y al cabo, ser mamá, es tener amor absoluto por otro ser, sin importar nada más.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.